El Real Madrid empata con el Eintracht en el homenaje a los héroes de la final Glasgow del 60.

El Real Madrid y el Eintracht reeditaron la final de la Copa de Europa del año 60, en el que fue denominado “Mejor Partido de la Historia”, partido que sirvió de homenaje a los héroes de aquella final, empatando a uno en lo que ha sido el último partido de preparación del equipo blanco, antes de la final de la Supercopa que disputarán contra el Valencia.

Foto de Robinho tras marcaFue el equipo alemán el que se adelantó en el marcador muy al principio del partido, en el minuto siete, por mediación de Bellaid al adelantarse a Diarra tras un rechace de Pepe que pegó en el larguero. El Madrid en la primera parte tocó el balón pero sin profundidad y peligro.

Sin embargo, en la segunda parte, con la presencia de de la Red dando equilibrio y orientación al juego del Real Madrid, y sobre todo la magia de Robinho, que se está dejando querer por el Chelsea, cuando cambió el signo del partido. Fue el propio Robinho el que transformó el gol del empate en el minuto 70.

Posteriormente, el equipo blanco no definiría y concretaría el partido, destacando sobre todos los demás la actuación del portero del Eintracht Nikolov, aunque fue en el momento final del partido en el que apareció Casillas, extraordinario como siempre, para evitar que los alemanes se llevasen el partido.

Deja un comentario